17 de noviembre de 2013

Bizcocho de zanahoria y nueces



Un bizcocho naranja. Y que no lleva naranja. Pero es que además está bueno. O más bien buenísimo. Y sin llevar chocolate. ¿Un  misterio? No, un manjar. 


INGREDIENTES:

-Unas 6 zanahorias (o el equivalente a aproximadamente 200 gramos).
-2 huevos.
-120 gramos de aceite de girasol o de oliva si este es muy suave.
-1 cucharada pequeña de azucar vainillado.
-120 gramos de harina.
-2 puñados de nueces partidas en trozos pequeños (con las manos).
-Media cucharadita de levadura en polvo.
-1 cucharadita de bicarbonato.
-Media cucharadita de canela. 
-1 cucharada de azúcar (y  un poco más para espolvorear por encima).

¿Y AHORA QUÉ?

-Rallar la zanahoria. Una vez rallada añadir el azúcar, los huevos, la vainilla y el aceite y remover.
-Echar todo lo demás y remover enérgicamente. Si pasas de remover enérgicamente y prefieres batir, tienes  que echarlo todo menos las nueces, porque interesa que estas estén en trozos. Así que bate y luego echa las  nueces en trozos. Más o menos así es como queda:

-Unta un molde con aceite de girasol y luego echa la mezcla. Espolvoréalo con azúcar por  encima. 
-Mételo en el horno a unos 200ºC aproximadamente. Se deja unos 35 minutos, pero para  asegurarte está el  truco del almendruco: pinchalo con un pincho (valga la redundancia) y  si sale limpio ya lo puedes sacar del  horno).
-Y... a merendar. O desayunar. O de postre. O... cuando quieras que para eso es tuyo. ¡Ñam ñam!

5 comentarios:

  1. Este bizcocho me encanta no, lo siguiente. ¡Está buenísimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijiji, ¿quién lo tiene ahora? jajajja

      Eliminar
  2. a ver cuándo publicas ese pastel que hiciste de leche evaporada, nueces, huevos y no sé qué más que estaba de muerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuanto vengáis para el pueblo y así os lo dedico y nos lo comemos juntas :-D

      Eliminar
    2. Siii venga por favor pon la receta q a mi me encanta muchisimo y no me acuerdo ya,q buenisiiiiimo

      Eliminar

Todos los comentarios desde el respeto son bienvenidos y son parte de tu inestimable contribución al blog. ¡Gracias de verdad!