18 de noviembre de 2013

Guiso de setas


El invierno no es invierno sin un buen guiso de setas. Aunque este año ha llovido poco, se pueden encontrar setas en los grandes supermercados y, aún mejor, en los puestos de los mercados y mercadillos, donde además están más baratas. Un plato estupendo, listo para comer caliente y entrar en calor, sobre todo ahora que el frío se nos ha echado encima de golpe.

INGREDIENTES (para dos personas):

-7 u 8 nízcalos (con setas de cardo el guiso está aún mejor) limpios. Límpialos a mano, con un trapo húmedo para quitarles la tierra que puedan tener. 
-2 patatas.
-Media cebolla.
-1 tomate rallado.
-Un poco de pimienta y de tomillo.
-1 guindilla (opcional).
-1 vaso de vino tinto (o blanco, según el gusto). 
-Aceite


EL CÓMO HACERLO:

-En una sartén, sofríe el tomate y la cebolla rallada. 
-Cuando se empiece a pochar, echa las setas partidas en trozos y la guindilla. Baja el fuego, para que poco a poco vayan soltando el jugo. No lo dejes mucho tiempo, con 5 minutos es más que suficiente. 
-Mientras parte las patatas. Pero ojo, hazlo en quisquillas. Esto es: parte en trozos con el cuchillo pero antes de llegar al final del corte, desgarra la patata, para que así el corte no sea limpio del todo y rompas los gránulos de almidón: así la salsa saldrá más espesa. 
-Echa las patatas partidas también y dales una vuelta con las setas.
-Echa el vaso de vino y uno más de agua (mira a ver si se queda bien, sino añade otro más). Es el momento de añadir la pimienta y el tomillo. 
-Deja hervir hasta que la patata este hecha. Si ves que la salsa no espesa, puedes coger algún trozo de patata, chafarlo con un tenedor y echarlo al caldo: así el almidón de la patata espesará la salsa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios desde el respeto son bienvenidos y son parte de tu inestimable contribución al blog. ¡Gracias de verdad!