23 de noviembre de 2013

Kringle de chocolate


Hoy nos vamos de celebración y queríamos hacer algo diferente. Ojeando algunas revistas de internet y de las que hay por casa, encontramos esta receta. Concretamente la hemos sacado y modificado de una versión de la revista Thermomix que editaron especial navidad,  la número 50 si no me equivoco, pero hay muchas recetas en otras páginas de internet. Y la receta está adaptada para hacerlo sin la maquinita. 

Así que os presento el Kringle, una "trenza" que se hace en Estonia por navidad y que en su origen va relleno de canela. Nosotros la hemos modificado y la hemos rellenado de chocolate, como buenos amantes del chocolate que somos. El resultado ha sido el que veis: algo tan bueno y bonito que parece mentira que se pueda hacer en casa. Sin duda, prepararé más versiones con distintos rellenos, porque esto mismo relleno de queso y nueces tiene que estar apoteósico. 


INGREDIENTES:

  • La masa: 30 gr de azúcar glass, la piel de 1/2 limón rallado, un poco más de medio vaso de leche, 30 gramos de mantequilla, 15 gramos de levadura fresca, 1 yema, 300 gramos de harina de fuerza y una pizca de sal.
  • Relleno: 40 gramos de mantequilla, 60 gramos de azúcar, 2 cucharadas de cacao amargo en polvo, unas nueces partidas para poner por encima. 
  • Glaseado (opcional): media clara de huevo, 50 gramos de azúcar glas.
CÓMO HACERLO:
  • Hacer la masa mezclando el azúcar, la leche, la mantequilla derretida, la levadura y la ralladura de limón. Mezclar con una cuchara fuertemente.Cuando esté mezclado, añadir la yema , la harina y sal. Amasar hasta que quede una masa homogénea y no se pegue en los dedos.
  • Una vez amasada, hacer una bola y dejarla reposar en una bolsa de plástico hasta que doble su volumen. Puede llevar hasta 1 hora. 
  • Una vez haya doblado su volumen extenderla de forma rectangular hasta que quede fina, sobre una superficie espolvoreada con harina. 
  • Preparar el relleno, derritiendo la mantequilla y mezclándola con el azúcar y el cacao. Extender la masa con ella. Ponerle por encima las nueces partidas, tal que así: 
  • Después enrollar la masa por su lado mas largo. Una vez enrollada, dejar unos 3 centímetros y partir por la mitad:

  • Una vez partida por la mitad, separar ambos lados y enrollar uno sobre el otro

  • Cerrar en forma de rosco y meter al horno a 180 ºC unos 15 minutos. Se hace bastante rápido, así que cuidado. 
  • Al sacar del horno, preparar el glaseado mezclando la clara de huevo con el azúcar y unas gotas de limón. Pintar el rollo por encima y ¡a comer!


2 comentarios:

  1. Puffff!!! Vaya pinta tiene Eva!!! Yo quiero probar ese dulce!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doy fe de que estaba buenísimo. En cuanto vuelva a hacer te guardo un trozo y nos lo comemos :-)

      Eliminar

Todos los comentarios desde el respeto son bienvenidos y son parte de tu inestimable contribución al blog. ¡Gracias de verdad!