20 de noviembre de 2013

Lentejas sin "oing"


Lentejas si "oing". O lo que viene siendo lo mismo, lentejas sin cerdo. Sin cerdo, sin vaca, sin cordero y sin nada de carne. Porque aunque parezca mentira, también están buenas las lentejas sin carne, además de ser mucho más ligeras y fáciles de digerir que las que si llevan. Allá vamos:

INGREDIENTES (para dos personas):


  • 1 bote mediano de lentejas (si son de las secas en lugar de las de bote, tendréis que ponerlas a remojo la noche anterior y darles una cocción después de hacer el sofrito pero antes de añadir las hortalizas).
  • 1 patata pequeña.
  • 1 zanahoria pequeña
  • 3 vasos de agua.
  • Medio vaso de vino (yo he utilizado blanco).
  • 1 tomate.
  • Media cebolla.
  • 1 cabeza de ajos limpia (sin todas las capas blancas de fuera).
  • 1 dado de caldo de verduras.
  • Dos cucharadas de aceite.
  • 1 hoja de laurel.

PASO A PASO:

-Rallar el tomate y la cebolla.
-Pelar la zanahoria y la patata y partirlas en trozos. 
-Echar en una olla el aceite y cuando esté caliente añadir el tomate y la cebolla rallados. 
-Cuando el tomate coja un tono más claro, echar la zanahoria y la patata partidas en trozos y remover. 
-Al cabo de unos minutos, añadir los vasos de agua y el medio de vino. Desmenuzar encima el dado de caldo de verduras y echar la hoja de laurel y la cabeza de ajos.
-Sacar las lentejas del bote y lavarlas en un colador hasta que deje de salir espumilla. Entonces echarlas a la olla.
-Cerrar la olla y dejar unos 10 o 15 minutos.
-Servir y comer.
NOTA: La cabeza de ajos completa puede parecer mucho, pero al cocer pierde sabor y luego se puede apartar. A mi particularmente me gusta, una vez que está cocida, deshacer el ajo y mezclarlo con las lentejas. No se repite y tampoco echa demasiado gusto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios desde el respeto son bienvenidos y son parte de tu inestimable contribución al blog. ¡Gracias de verdad!