22 de noviembre de 2013

Tortitas de acelgas


Lo bueno que tienen los buñuelos ( o en este caso, al ser la masa más ligera de harina, las tortitas) es que se pueden hacer de casi todo. Así que aprovechando las acelgas que me sobraron el otro día, he hecho esta receta. Estas tortitas están deliciosas, pero quizá mejor para comer que para cenar y así aliviar un poco la digestión, porque al hacerse en aceite pueden ser un poco pesadas. No me enrollo, ahí va la receta:

INGREDIENTES (para dos personas): 

-6 hojas de acelgas (con una buena parte del tronco blanco).
-Medio tomate rallado.
-2 dientes de ajo.
-1 vaso de harina.
-1 vaso de leche (también se puede usar agua).
-1 sobre de levadura.
-Aceite para freír.
-Sal y un poco de sésamo triturado.

PASOS A SEGUIR:


  • Limpiar y partir las acelgas en trozos pequeños. Partir también el ajo. Sofreír las dos cosas en una sartén con muy poco aceite hasta que el ajo empiece a tomar un poquitín de color.
  • Mientras mezclar el huevo, la leche, la levadura y la harina. Yo lo bato todo con la batidora para evitar que queden grumos.
  • Una vez que estén las acelgas y el ajo un poco hechos (sin que se hagan del todo, basta con que el ajo coja un poco de color), añadirlo a la mezcla de la harina. Añadir también el tomate y volver a batir. Así conseguimos que la mezcla coja un color verde y que los trozos de acelgas sean más pequeños.
  • Poner a calentar aceite abundante en una sartén. Cuando estén calientes, echar la masa anterior con una cuchara, en discos del tamaño que queramos. Yo echo lo que coge en una cuchara normal. Dar la vuelta al poco tiempo, ya que son finos y se doran con rapidez. 
  • Una vez hechos, apartar en un plato previamente cubierto con una servilleta para que absorba el aceite que tengan. Cambiar la servilleta tantas veces como sea necesario hasta quitarle la mayoría del aceite. 
Y ya tenéis las tortitas de acelgas hechas :-D ¡¡A disfrutar!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios desde el respeto son bienvenidos y son parte de tu inestimable contribución al blog. ¡Gracias de verdad!