23 de noviembre de 2013

Zarangollo de calabacín


Typical murcianico. Pocas recetas hay más autóctonas que esta: el zarangollo. Esa comida que se sirve por doquier en bares de tapeo de toda la Región. Hay tantas variantes y formas de hacerlo como casas y sus particularidades dependen de la familia en la que se cocine. Los más ortodoxos no utilizan patata en la mezcla, aunque yo siempre se la hecho en pequeñas proporciones. Y la especificación de "zarangollo de calabacín" es porque por mi tierra natal existe otra variedad de zarangollo, a base de calabaza dulce, que también subiré al blog a no mucho tardar. 

INGREDIENTES (para dos personas):

-1 cebolla (tierna o seca).
-2 calabacines.
-1 patata pequeña.
-1 huevo.
-Sal y aceite.

DESPACICO DESPACICO:

  • Pelar la patata y partirla en rodajas muy finas. Partir la cebolla en trozos finos (esto depende de si te gusta que se note mucho o poco al comerla). Echar un poco de sal y freír en una sartén a la que previamente le habremos añadido el aceite.
  • Mientras se va haciendo la patata, pelar el calabacín y partirlo en rodajas muy finas. 
  • Cuando la patata se pueda partir sin dificultad con una cuchara de madera, echamos el calabacín y vamos removiendo. El calabacín soltará agua e ira reduciéndose.
  • Cuando todo se pueda ir chafando sin dificultad y esté bien mezclado será señal de que está hecho. Entonces sacar el exceso de agua y de aceite. Esclafar encima un huevo y remover. Dejar que el huevo se haga. 
  • Servir y comer. 

2 comentarios:

Todos los comentarios desde el respeto son bienvenidos y son parte de tu inestimable contribución al blog. ¡Gracias de verdad!