3 de diciembre de 2013

Alubias a lo pobre


Que el hambre agudiza el ingenio está claro. Y que durante mucho tiempo por estas tierras hubo escasez, también. Seguramente de la unión de esas dos circunstancias, nació esta receta: ingredientes sencillos en armonía maravillosa. Por desgracia para mi, no la había probado hasta ahora, pero Inma se puso en contacto conmigo y me la pasó en cuanto vio la primera entrada del blog, así que un "olé" por ella. ¡Y gracias! :-D


INGREDIENTES (para dos personas):


  • Algo menos de un bote de alubias de los grandes (si quieres las alubias frescas, habrás de meterlas en agua en la víspera y cocerlas antes de empezar con el plato).
  • Dos dientes de ajo.
  • Una cebolla.
  • Un tomate.
  • Una rebanada de pan.
  • Un chorrito de vinagre.
  • Una hoja de laurel
  • Un dado de caldo de verduras.
  • Un poco de cúrcuma.

EN FAENA:

  • Poner agua (como tres dedos) en una olla a calentar. Sacar las alubias del bote y lavarlas con agua abundante un ratito, hasta que deje de salir espuma. Si son frescas, las habrás tenido en cocción un tiempo antes.
  • Añadir un dado de caldo de verduras a la olla, la hoja de laurel, un pellizco de cúrcuma y de sal y remover.Cuando rompa a hervir, añadir las alubias.
  • Mientras se van haciendo, partir la cebolla en trozos pequeños,  rayar el tomate y pelar los ajos. Echarlo todo junto en una sartén y sofreír con un poco de aceite. 
  • Cuando esté hecho (la cebolla se habrá vuelto casi transparente) echar a la olla con las alubias y reservar el aceite que ha sobrado.
  • En el aceite sobrante (que debe ser poco), sofreír el pan partido en trozos medianos. Dejar hacer un poco, sin que se queme ni se empape demasiado en el aceite.
  • Cuando esté hecho, sacar, poner en un mortero y majar con un chorro de vinagre (no mucho, hasta que se forme una pasta).
  • Echar la mezcla a la olla con las alubias y no parar de remover, ya que el pan actúa como espesante. Remover unos minutos, sacar y servir. 
  • Y...¡¡a comer!!

2 comentarios:

  1. De los muchos platos de judías que he comido, el único que a fecha de hoy no me es indiferente.

    ResponderEliminar
  2. Gracias señor Hanky Panky. Menos mal que te gustan mis recetas :-D

    Eva Navalón.
    www.comeenverde.com

    ResponderEliminar

Todos los comentarios desde el respeto son bienvenidos y son parte de tu inestimable contribución al blog. ¡Gracias de verdad!