15 de diciembre de 2013

Empanadilla universitaria



Lo sabes. Te sientas a estudiar, delante de ese montón de apuntes, y lo sabes. Sabes que vas a acabar pillando una buena empanadilla universitaria. Y no paras hasta que la consigues. Lo malo es que luego, cuando acabas los años universitarios, te das cuenta de que este tipo de empanadilla es autóctona de la universidad. Desconocemos los motivos pero así es: las empanadillas con ensaladilla son un tesoro de las cantinas universitarias. Pero eso se acabó. Aquí está la receta de esta combinación explosiva, que una vez la pruebes estarás deseando repetir. 

INGREDIENTES:


Para el relleno:
  • Ensaladilla rusa. Puedes ver la receta aquí.
  • Medio pimiento verde.
  • Medio pimiento rojo
  • Medio calabacín.
  • 1 cebolla tierna.
  • 3 tomates.
  • Sal y un poco de azúcar.
Para la masa:
  • Una cucharadita de levadura.
  • 275 gramos de harina, más un poco para enharinar la superficie donde la estiremos.
  • Medio vaso de agua.
  • Medio vaso de aceite.
  • Huevo para pintarlas un poco por encima.

PASO A PASO:


  • Lo primero que debes hacer es tener hecha una ensaladilla. No es necesario que sea una entera, lo que te haya sobrado de otra vez te servirá. Para ver un ejemplo de como prepararla, puedes consultar mi receta de ensaladilla.
  • A continuación prepara la masa. En un recipiente, mezcla el aceite, el agua y la harina y amasa. Cuando la tengas lista, déjala reposar durante una hora aproximadamente, cubierta por un paño y en un sitio donde no haga mucho frío. 
  • Mientras la dejas reposar, prepara el pisto. Para ello, lava y parte en trozos pequeños los dos pimientos. Pela el calabacín y pártelo también en trozos pequeños. Haz lo mismo con la cebolla.
  • Echa aceite en una sartén y cuando esté caliente echa todo lo que has partido anteriormente. Remueve hasta que el pimiento pierda un poco de color. Mientras tanto, puedes rallar los tomates.
  • Cuando el pimiento haya perdido un poco de color y la cebolla comience a estar transparente, añade el tomate y remueve. Échale un poco de azúcar para corregir la acidez del tomate y deja que poco a poco el tomate se fría y se consuma el jugo. Debe quedar tal que así:
  • Para cuando tengas esto listo, la masa ya habrá reposado lo suficiente. Enciende el horno y ponlo a calentar a 180ºC.
  • Enharina una superficie y estira la masa con un rodillo, hasta que quede bastante fina. Entonces, pon un plato pequeño encima y corta el contorno, para que se te quede un círculo de masa. Echa encima el pisto, dóblala y chafa los bordes con un tenedor, para que la masa cierre. Retira la masa sobrante de hacer el círculo y haz una bola. Vuelve a estirarla para repetir el proceso anterior y hacer más empanadillas hasta que aproveches toda la masa.
  • Una vez que tienes las empanadillas hechas, píntalas con huevo batido y mételas al horno. En principio, con 30 minutos tienes que tener suficiente, pero revisa de vez en cuando hasta que se doren (no se deciros tiempo exacto, mi horno es peculiar y tarda más de lo debido, así que cuidado no se os quemen o se queden crudas). Tienen que quedar más o menos así:
  • Para tener tu empanadilla universitaria, ya sólo te queda hacer un corte por arriba, dejando un trozo a modo de "tapadera", rellenar con ensaladilla y volver a tapar. Y a desconectar. O a recordar viejos tiempos... 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios desde el respeto son bienvenidos y son parte de tu inestimable contribución al blog. ¡Gracias de verdad!