15 de diciembre de 2013

Ensaladilla rusa


He aquí la receta de la ensaladilla rusa sin atún. Sí, existe sin atún. De hecho, la original al parecer no llevaba atún, sino carne de venado, así que si la modificación original se ha hecho para ingredientes más asequibles, nosotros la podemos modificar como queramos. Es un plato fácil y que además te puede sacar de cualquier apuro, porque la puedes (y debes) preparar con tiempo de antelación y guardar en la nevera.

INGREDIENTES:


  • Mayonesa (no pongo cantidad porque ya depende de cómo os guste)
  • Guisantes de bote (como la mitad de uno de los botes pequeños de 330 gramos).
  • 4 pepinillos extra.
  • 1/4 de col.
  • 1 zanahoria.
  • 15 aceitunas negras.
  • 2 huevos duros. 

PASO A PASO:

  • Poner a cocer las patas y los huevos duros.
  • Mientras, lavar y partir los pimientos en trozos muy pequeños.
  • Pelar la zanahoria en trozos muy pequeños también.
  • Lavar los pepinillos para quitarles el exceso de sabor a vinagre. Partir en trozos pequeñitos.
  • Lavar los guisantes.
  • Partir también trozos pequeños las olivas negras.
  • Poner a escurrir bien todo lo que hemos partido en trozos pequeños, para que pierdan la humedad. Se pueden poner también en una servilleta para secarlos bien. 
  • Cuando los huevos estén (unos 10 minutos hirviendo), pelarlos y apartar la yema de uno de ellos, que reservaremos para decorar. El resto, se parten en trozos muy pequeños y se reservan, dejando hasta que estén a temperatura ambiente.
  • Las patatas, una vez cocidas, se chafan y se reservan también hasta que estén a temperatura ambiente.
  • Cuando todo este a temperatura ambiente y lo hayamos escurrido bien, mezclar con la mayonesa, tanta como queramos, según nos guste la consistencia de la mezcla.
  • Decorar como se quiera. Aquí está con la yema de huevo rallada y unas olivas negras partidas en trozos pequeños. 
  • Meter en la nevera y dejar enfriar. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios desde el respeto son bienvenidos y son parte de tu inestimable contribución al blog. ¡Gracias de verdad!