22 de enero de 2014

Canelones Rossini (Veganiza al chef)



En cuanto vi el evento gastronómico "Veganiza al chef", supe que tenía que participar. Esta ha sido mi primera aportación: los canelones Rossini. El evento en sí, consiste en "veganizar" (eliminar completamente cualquier alimento de origen animal) diversas recetas propuestas, una para cada mes. El primer desafío del año son los Canelones Rossini, que deben su nombre al compositor italiano Gioachino Rossini.

Para veganizarla, he ido sustituyendo unos ingredientes por otros, intentando mantener la esencia de la receta. Así, el relleno de carne con foie gras lo he sustituido por una mezcla de soja texturizada y setas varias, al que he añadido paté de setas. La bechamel tradicional la sustituye una bechamel de soja y el queso parmesano lo he cambiado por "quefu" curado, un queso de tofu. El resultado son unos canelones buenísimos, que han quedado un poco desordenados al emplatar, pero que están de vicio y que sin dduda repetiré. Espero que os animéis:

INGREDIENTES (para unos 10 canelones):


  • 70 gramos de soja texturizada fina.
  • 300 ml. de caldo de verduras.
  • Un cuarto de cebolla.
  • 100 gramos de mezcla de 5 setas congeladas (por estas latitudes las setas frescas son un bien codiciado).
  • 10 placas de canelones.
  • Dos dedos de un vaso normal de vino.
  • Pimienta y perejil (una cucharadita).
  • Bechamel vegana (de soja en este caso).
  • Un trocito de "quefu" para rallar por encima.
  • Nuez moscada.
PARA EL PATÉ:

  • 6 nueces peladas.
  • 150 gramos de champiñones y boletus
  • Una cucharadita de salsa de soja.
  • 3 ajos tiernos.

PASO A PASO:

  1. Poner el caldo de verduras a calentar. Cuando rompa a hervir, añadir la soja texturizada y dejar 20 minutos. A mitad de la cocción, añadir el vino tinto: le da un toque muy bueno y además coge color.
  2. Mientras, preparar las placas de los canelones según las instrucciones del fabricante. En mi caso, las cocí durante 12 minutos. Una vez hechas, extender sobre un paño limpio y dejar secar y enfriar.
  3. A la vez que todo lo anterior se hace, podemor ir preparando el paté de setas. Para hacerlo, partimos en trozos muy pequeños los champiñones, los boletus y los ajos tiernos. Sofreir en una sartén todo junto, hasta que pierda el agua y empiece a coger color. Entonces, será el momento de meterlo en el vaso de la batidora, añadir la salsa de soja y las nueces y triturar. La consistencia es más o menos la siguiente. Si  quedara demasiado líquido, se puede añadir pan rallado, pero no fue mi caso.
  4. Cuando la soja texturizada esté lista, escurrir en un colador y lavar con agua. Partir el cuarto de cebolla en trozos finitos y sofreir en una sartén con una cucharada de aceite. Añadir la soja texturizada y remover. Cuando  la cebolla se vaya pochando, añadir las setas congeladas. Salpimentar, añadir una cucharadita de perejil y dejar hacer, aproximadamente 10 minutos, removiendo frecuentemente. Si al terminar han quedado demasiado grandes (esto ya depende de si van troceadas o no), sacarlas con una cuchara y trocearlas con unas tijeras, volviendo a incorporarlas a la mezcla. 
  5. Una vez que tenemos listo el relleno, se mezcla con el paté de setas. Así adquiere una textura distinta. Para hacerse una idea, la textura quedará más o menos así:
  6. Poner una o dos cucharadas del relleno en cada canelón y enrollar. Con la textura conseguida, es especialmente fácil liar los canelones.
  7. Colocarlos en una fuente de horno y cubrir con salsa bechamel de soja. Por encima se puede rallar quefu curado y espolvorear con nuez moscada.
  8. Meter en el horno, precalentado a 180º y dejar 10-15 minutos.
  9. Sacar, servir y comer :-D

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios desde el respeto son bienvenidos y son parte de tu inestimable contribución al blog. ¡Gracias de verdad!