21 de febrero de 2014

Carpaccio de champiñón con limón y canela

Con el periodo de calor que se nos avecina, es importante tener tapas buenas y fresquitas para tomar. En realidad, muchas veces se nos antoja una cerveza y una tapa antes de comer y al final, cuando queremos darnos cuenta, hemos tomado tanto aperitivo que la comida acaba siendo merienda o cena. Al menos a nosotros eso nos pasa bastante a menudo, así que si la tapa va a terminar siendo prácticamente la comida, mejor que sea algo más sano que unas patatas fritas. Por eso, cuando hojeé el libro "Tapas en 3 pasos", de la editorial Grijalbo, descubrí una receta de champiñones marinados que me fascinó. Sin embargo, me atreví a modificar la receta original para evitar la cocción de los champiñones y hacer un carpaccio. La textura sin cocción de los champiñones no es que me convenza mucho, pero al estar marinados en limón, el ácido que este suelta modifica la textura original, dejándolos perfectos para comer tal cual. El resultado ha sido excelente: una tapa fresca, que se puede dejar hecha con tiempo de antelación y con la que no hay que complicarse nada de nada. Además, los toques de la canela y el limón, junto con el picante, le dan un sabor buenísimo, ideal para tomar acompañando a una refrescante caña o un vasito de vino. 

INGREDIENTES (para dos personas):


  • 100 gramos de champiñones.
  • El zumo de un limón.
  • Una guindilla o cayena pequeña.
  • Una cucharadita de canela.
  • Un vaso de agua.
  • Una cucharadita de sal.
  • Media cucharadita de azúcar. 
  • Dos dientes de ajo.
  • Una cucharada de aceite de oliva.

PASO A PASO:

  1. En un recipiente, poner el agua, el zumo de limón, el azúcar, la sal y la canela y remover hasta que esté todo disuelto. 
  2. Laminar los ajos muy finos y añadirlos a la mezcla anterior. Añadir también la cayena sin abrir (para no pasarnos con el picante).
  3. Laminar también los champiñones en rodajas muy muy finas, para que así se impregnen más del sabor.Añadirlos a la mezcla anterior. 
  4. Meter en el frigorífico y dejar reposar un par de horas.
  5. Sacar y comer en un día soleado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios desde el respeto son bienvenidos y son parte de tu inestimable contribución al blog. ¡Gracias de verdad!