25 de febrero de 2014

Proja. El violonchelista de Sarajevo




"Descendía envuelto en un alaridorasgando el aire y el cielo sin esfuerzoEl blanco aumentó de tamañocada vez mejor enfocado por el tiempo y la velocidadHubo un último instante antes del impacto en que las cosas aún fueron como habían sido.Luego, el mundo visible explotó." Estas son las primeras palabras de "El violonchelista de Sarajevo", de Steven Galloway, el libro que esta vez protagoniza la sección "Recetas de libro". El relato se centra en el asedio más duro de la historia reciente, que sitió Sarajevo desde el 5 de abril de 1992 al 29 de febrero de 1996. 

A pesar de que la historia no se centra en él, El violonchelista de Sarajevo recibe su nombre de un hecho real: el 27 de mayo de 1992 varios morteros impactaron delante de una panadería de la ya sitiada Sarajevo, mientras la gente hacía cola para recoger el pan. Como resultado de ello, 22 personas, niños incluidos, murieron y en su lugar sólo quedo un hueco enorme en el suelo. Durante los siguientes 22 días, el violonchelista Vedram Smailovíc, integrante de las orquestas filarmónica y sinfónica de Sarajevo, tocó el Adagio de Albinoni en Sol menor, exactamente en el cráter que dejó el impacto, convirtiéndose en un símbolo de resistencia.

Junto al violonchelista, protagonizan la historia otros personajes que muestran la desgarradora cotidianidad de una ciudad sitiada, envuelta en la crueldad del día a día, que termina convirtiendo a las personas en gente que no querrían haber sido.

Inspirada en este libro, busqué recetas de la ciudad de Sarajevo. Pero en este caso más que nunca, el idioma fue una importante barrera. Las traducciones al inglés de la mayoría de recetas son escasas y repetitivas. Además, la restricción vegetariana en un país donde la carne aparece en casi todos los platos, también fue una dificultad. Por eso, me decidí a hacer el Proja, un pan de harina de maíz que roza el concepto de bizcocho o viceversa y al que se le puede añadir queso u otros ingredientes salados. La receta es una adaptación y una mezcla de intuición y sentido común, que espero que se parezca al Proja original, con un interior blando y una corteza dura. Si alguien conoce la receta mejor y ve fallos, cualquier sugerencia será bienvenida, aunque lo que realmente busco es hacer un vínculo entre dos de mis aficiones favoritas: la cocina y la lectura. Espero que os guste y que os animéis a leer el libro.

INGREDIENTES:

  • 450 gramos de harina de maíz.
  • 100 gramos de maicena.
  • Un sobre de levadura.
  • Dos huevos.
  • 550 ml. de leche agria (tipo kéfir) o de suero de leche. Si no tenéis, también se puede añadir leche.
  • Un vaso de aceite de oliva.
  • NOTA: se le puede añadir migas de queso a la mezcla antes de meterlo en el horno. 

PASO A PASO:

  1. Mezclar bien la harina, la maicena y la levadura en un bol.
  2. Batir bien los huevos y añadirlos a la mezcla anterior. Añadir también la leche agria y el aceite de oliva. 
  3. Mezclar todo bien y amasar.
  4. Poner en un bol bien repartido o hacer bolas con él. Meter en el horno entorno 45-60 minutos a 180º.
  5. Servir. Comer frío, con queso o en el desayuno, por ejemplo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios desde el respeto son bienvenidos y son parte de tu inestimable contribución al blog. ¡Gracias de verdad!