2 de febrero de 2014

Rollos de canela


Estos son unos rollitos de canela que, desde el primer momento que los vi, los quise hacer. Hay muchas recetas de rollos decanela por internet; por lo que he podido saber todas las recetas son básicamente iguales, pero cambian las proporciones.El resultado fue el que aparece en la foto. Tal vez faltó hacer la masa un poco más fina, ya que crecen muchísimo al dejarlos reposar. Me iba a esperar a repetir la receta para volver a hacer las fotos, pero están tan sabrosos que el efecto visión no altera en absoluto el sabor, así que me decidí a subirlos. Puede que cambie la foto más adelante, cuando los vuelva a hacer, pero os puedo asegurar que lo que no voy a cambiar es la receta: ¡¡está estupenda!! Os animo a probarlos y a que cambies ingredientes: les añadáis pasas, nueces, almibar, glaseado...¡veréis que ricos para un buen desayuno o merienda de domingo!

INGREDIENTES:


Para el rollito:
  • 350 gramos de harina de fuerza.
  • 15 gramos de levadura fresca.
  • 175 ml. de leche de avena tibia.
  • 50 gramos de azúcar.
  • 1 huevo.
  • Dos cucharadas de aceite de oliva.
  • Un chorrito de ron o de Cointreau.
Para el relleno:
  • 50 gramos de mantequilla.
  • 50 gramos de azúcar moreno.
  • 20 gramos de azúcar blanca.
  • Dos cucharadas de canela.
  • Una cucharada de miel.
  • Podéis añadir también pasas o nueces peladas, según os apetezca.
Para pintar:
  • Dos dedos de leche de avena.
  • Una cucharadita de canela.
  • Una cucharadita de miel.
  • Una cucharadita de ron o de Cointreau.
  • Cualquier otra cosa que se os ocurra: nueces, pasas... 

PASO A PASO:

  1. Disolver la levadura en la leche de avena tibia. 
  2. Mezclar con la harina, el aceite, el azúcar, el huevo y el ron, hasta que se quede una masa compacta, que se despegue de las paredes del recipiente en el que estamos amasando.
  3. Hacer una bola con la mezcla anterior, tapar y dejar reposar una hora, alejada de las corrientes de aire y en un sitio cálido. 
  4. Pasada esa hora, amasar un poco y estirar de forma rectangular, ya que vamos a tener que enrollarla  como si fuera un brazo de gitano. Cuanto más fina sea la masa, mejor (aunque sin pasarnos).
  5. Una vez estirada, mezclar en un bol los ingredientes del relleno, con la mantequilla un poco derretida para que todo funda bien. Untar con la mezcla resultante la masa estirada.
  6. Enrollar como si fuera un brazo de gitano (es decir, longitudinalmente) la masa anterior.
  7. Cortar en trozos la masa, con una anchura de uno o dos dedos como mucho. 
  8. Dejar reposar en una bandeja de horno durante una hora, lejos de las corrientes de aire. A mi el resultado me quedó así, aunque si la masa es más fina y el rollo ha dado más vueltas, mejor. 
  9. Pintar los rollitos con una mezcla de los ingredientes de donde he puesto " para pintar" y meter en el horno, precalentado a 180ºC, durante unos 25 minutos. 
  10. Al sacarlo, podéis hacer un glaseado o añadirle lo que queráis, según vuestros gustos.

2 comentarios:

  1. Éste también tiene buena pinta!!! Ñam, ñam, ñam...jejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Rico rico de verdad! La próxima vez que haga algún dulce te aviso y haces de catadora oficial, jaja.

      Eliminar

Todos los comentarios desde el respeto son bienvenidos y son parte de tu inestimable contribución al blog. ¡Gracias de verdad!