13 de marzo de 2014

Rosas de hojaldre y manzana



En cuanto vi las fotos que hay flotando por la blogosfera de estas flores de hojaldre y manzana, me enamoré de ellas. Y es que combinan dos cosas que las hacen especiales: están hechas de hojaldre y manzana, que es una combinación excelente, pero es que además son bonitas y fáciles de hacer. 

Una vez que lleguéis a los ingredientes, veréis que las manzana que utilicé eran de cultivo ecológico. Por ese motivo no las pelé antes de usarlas, pero si no lo son os recomiendo que lo hagáis para así desechar la capa de cera exterior que les ponen a las manzanas para que sean más “bonitas”. Podéis comprobar como prácticamente todas las manzanas que venden en los supermercados llevan esa capa de cera con solo rascar un poco con un cuchillo la superficie. Personalmente, prefiero las manzanas que estén un poco más feas pero sean más sabrosas :-) 

Volviendo a las rosas de manzana y hojaldre, repetir que son muy muy sencillas de hacer, mucho más simples de lo que se podría pensar cuando se ven terminadas. Están buenísimas para desayunar o para tomar con el café y son tan fáciles de hacer que se convertirán en un habitual de vuestras cocinas, ya lo veréis. Además podéis hacer variantes: añadirle mermelada de melocotón en lugar de limón y azúcar, probar a meterle trozos de melocotón entre la manzana, pasas... ¡Sea como sea seguro que os encantan!


INGREDIENTES (para unas seis rosas):

  • Una lámina de hojaldre.
  • Dos manzanas de cultivo ecológico. En mi caso fue de la variedad Golden.
  • Un limón.
  • Dos cucharadas de azúcar blanco + una cucharada de azúcar moreno.
  • Una cucharada más de azúcar.
  • Un vaso de agua.

PASO A PASO:

  1. Limpiamos bien el limón por fuera, lo rayamos y exprimimos.
  2. Ponemos un cazo sobre el fuego, en el que echamos el agua y el limón exprimido. Añadimos la cucharada de azúcar y removemos hasta disolverla. El agua tiene que llegar a ebullición.
  3. Mientras, partimos los trozos de manzana. Es importante que al cortar, la zona interna sea más fina que la externa, tal y como se ve en la foto, para que luego al enrollar el hojaldre se quede como una flor y no como un rollito.
  4. Una vez partida la manzana, echamos los trozos en el agua en ebullición y la dejamos hervir durante cinco minutos. Luego se escurre y se deja enfriar completamente, reservando el agua de la cocción.
  5. Mezclar el azúcar blanco y el moreno con la rayadura de limón y la canela. Chafarlo todo en un mortero para que se mezclen bien los sabores.
  6. Extendemos el hojaldre. Lo humedecemos un poco con el agua que ha sobrado de la cocción de las manzanas y lo espolvoreamos encima con la mezcla de azúcar y limón. Volvemos a enrollar la lámina de hojaldre y la dejamos así, para que se impregne bien con el azúcar.
  7. Cuando la manzana se haya enfriado le suficiente como para manejarla, se corta el hojaldre en tiras de unos dos centímetros de anchura. Se extienden y se ponen los trozos de manzana, superponiéndolos, con la parte más fina de la manzana orientada siempre al mismo sitio y la piel de la manzana sobresaliendo un poco del hojaldre.
  8. Enrollar el hojaldre, sellando con agua el extremo inferior de las flores. Poner en moldes de silicona.
  9. Meter al horno precalentado a 180ºC durante unos 30 minutos o hasta que el hojaldre esté hecho.
  10. Dejar enfriar y comer J

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios desde el respeto son bienvenidos y son parte de tu inestimable contribución al blog. ¡Gracias de verdad!