4 de marzo de 2014

Sésamo y sal


Hoy toca entrada que no es receta, sino sugerencia. Y es que un buen día a mi madre se le ocurrió triturar sésamo y sal juntos y obtuvo este condimento estupendo. Para conseguirlo, basta con triturar en un robot de cocina o en una batidora sal y semillas de sésamo tostado, probar la mezcla y añadir más sal o más semillas según vuestras preferencias. Nosotros siempre preferimos añadir un poco más de sésamo que de sal, porque le da un toque estupendo, pero es cuestión de gustos. 

Ahora, con la cantidad de sales distintas (demasiadas diría yo) que hay en el mercado podéis probar combinaciones. En este caso suelo usar sal normal, de la que se utiliza habitualmente en las cocinas, pero cuando se da la ocasión utilizo sal recogida en salinas naturales, que será objeto de otra entrada tan pronto como sea posible :-) Si os decidís a probar con otro tipo de sal, pasaos por aquí y nos comentáis que tal. 


Esta mezcla la solemos usar para las tostadas de por la mañana, para ensaladas, con naranja partida.... ¡hay tantas posibilidades! Es una forma de reducir el consumo de sal en casa, ya que con el sabor del sésamo no es necesario echarle mucha cantidad a las comidas, y además tenemos los beneficios del sésamo, que es una importante fuente de calcio y hierro. 

2 comentarios:

  1. Este condimento no es el gomasio de toda la vida? Si, tiene multiples usos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Susana! Efectivamente es el gomasio de siempre. Pero si me han dicho varias veces que utilizo ingredientes raros como la cúrcuma y el kefir, no quería ni pensar que me dirían si dijera "gomasio", jeje :-)

      Eliminar

Todos los comentarios desde el respeto son bienvenidos y son parte de tu inestimable contribución al blog. ¡Gracias de verdad!