15 de abril de 2014

Pastel de hojas de remolacha


Me gusta mucho utilizar la remolacha en la cocina. Quizá por el sur no sea tan frecuente, pero en muchos de los platos de Europa del Este, donde hice mi Erasmus, la remolacha es un ingrediente que se utiliza bastante en la cocina, como buena prueba da la receta de Borsch frío lituano que ya subí al blog. Pero siempre, cuando utilizaba la remolacha, tiraba las hojas y me daba muuuucha pena. Con lo bonitas que son... esa combinación de color rojo y verde que da un toque espectacular y que está diciendo cómeme...





Así que como me daba tanta pena tirarlas (¡en algunas tiendas te las dan incluso sin las hojas!) me puse a buscar por internet por si se podían cocinar. Y cual fue mi sorpresa cuando, efectivamente, las hojas de remolacha se utilizan en la cocina de manera muy similar a las acelgas. No sé si vosotros lo sabíais pero para mi fue todo un descubrimiento. Seguro que poco a poco iré subiendo recetas con platos que incorporen esta hoja, pero para una primera opción probé a hacerlas en un pastel. El resultado fue delicioso: están muy buenas, sin el toque un poco amargo que a veces dan las hojas de las acelgas. Os animo a que probéis a incorporarlas en la cocina y me contéis que tal. 


La próxima vez que pruebe a incorporarlas a la cocina (en buñuelos será seguramente), no las coceré tanto, porque aunque están buenísimas así, pierden un poco la combinación rojo-verde que es tan llamativa. Aún así, os dejo con la receta y os animo a que la preparéis, tanto este plato como muchos otros, con esta hoja tan poco empleada en nuestro país. 


INGREDIENTES:

  • Una hoja de hojaldre fresco.
  • Un vaso de leche de avena.
  • Un manojo de hojas de remolacha (en este caso, las correspondientes a 3 remolachas).
  • Tacos de queso gouda o cualquier otro que os guste y aporte sabor.
  • Dos huevos.
  • Sal y pimienta.
  • Una cucharadita de nuez moscada. 

PASO A PASO:


  1. Limpiar las hojas de remolacha y quitar las partes más duras si fuera necesario. Partirlas en trozos intermedios. Poner agua a calentar en una olla y cuando rompa a hervir, meter las hojas de remolacha. Dejar cocer 5-10 minutos.
  2. En un molde de horno, extender la masa de hojaldre.
  3. Cuando estén listas las hojas de remolacha, sacar, lavar con agua fresca abundante y escurrir bien.
  4. En un vaso de batidora, echar la leche, dos huevos, la nuez moscada y un poco de sal y pimienta. 
  5. Extender las hojas de remolacha sobre el hojaldre de manera uniforme. Añadir el batido de leche y huevos. Repartir los trozos de queso y meter en el horno, precalentado a 180ºC y dejar hacer unos 25-30 minutos o hasta que al pinchar el pastel el tenedor salga limpio.
  6. Dejar entibiar y comer. 

2 comentarios:

  1. Nunca he probado las hojas e remolacha pero es verdad que hay muchas cosas que podemos aprovechar y no lo hacemos. Tendré que probarlo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola yummyvege, haz la prueba y verás como te sorprenden. ¡Un abrazo!

      Eliminar

Todos los comentarios desde el respeto son bienvenidos y son parte de tu inestimable contribución al blog. ¡Gracias de verdad!