7 de mayo de 2014

Mousse vegana de chocolate - Como agua para chocolate


Vuelvo al ataque con una de las "recetas de libro". Después de las recetas dedicadas a "El violonchelista de Sarajevo" y a "Cometas en el cielo", le toca esta vez el turno a "Como agua para chocolate", libro que aprovecho para presentaros esta mousse vegana de sólo dos ingredientes: agua y chocolate. En este caso se trata probablemente de una novela mucho más conocida que las anteriores, en lo que seguramente haya tenido mucho que ver la película que en 1992 llevó a los cines Alfonso Aráu y que tuvo una gran difusión. 

Pero si la película tuvo éxito, el libro en el que se basa esta película,  "Como agua para chocolate" de Laura Esquivel, no tiene nada que envidiarle. Traducido a más de 30 idiomas distintos, vió la luz en 1989 y narra la historia de Tita  desde el punto de vista de la relación con su familia y sus amores, enmarcada en la época de la Revolución Mexicana. El libro me gusta mucho porque narra desde el realismo mágico la realidad de la mujer y, para más detalle, de la última hija de una familia  que, de acuerdo con la tradición y la costumbre de la época, debe encargarse de cuidar de su madre aunque ello implique renunciar a su propia vida y sentimientos.  




El libro se presta mucho a ser una "Receta de libro". Y se presta porque cada uno de los doce capítulos que forma la novela gira entorno a un plato tradicional mexicano, vinculado con el mes en el que se prepara y con los sentimientos de los protagonistas. ¿Qué más se le puede pedir para formar una relación entre una receta y la literatura? Tal vez lo apropiado habría sido realizar alguna de las recetas, pero es que cuando vi el postre que os presento hoy, el título de este libro venía una y otra vez a mi cabeza. ¿Por qué? Porque la mousse vegana que os presento sólo tiene dos ingredientes: agua y chocolate. Una combinación que, correctamente trabajada, da una mousse perfecta. Y bueno, si, hay también almendras como decoración, pero se puede prescindir totalmente de ellas. En este caso las utilicé para que la foto quedara más bonita :-)



Para hacer este postre sólo necesitáis agua (líquida y en forma de hielo) y chocolate de postre. Pero si os sentís inspirados, podéis también añadirle algo de licor (sustituyéndolo por parte del agua). O si no sois muy amantes del chocolate fuerte, también podéis añadirle azúcar. Como veáis. Es un postre vegano: no lleva ni huevos ni leche, muy fácil de preparar y apto para intolerantes a cualquiera de estos ingredientes.



La receta es de Heston Blumenthal, un chef con tres estrellas Michelin. No os digo más... Si queréis verlo, tiene un montón de videos en youtube y aquí os pongo el de esta receta: 




Y ahora ya, os doy los ingredientes y el paso a paso:

INGREDIENTES: 

  • 200 gramos de chocolate para postres. 
  • 175 gr. de agua.
  • Cubitos de hielo.

PASO A PASO:

  1. Poner el agua a calentar en un cazo.
  2. Cuando esté caliente, añadir el chocolate en trozos y mezclar hasta que se funda y se unifique con el agua.
  3. En un recipiente poner los cubitos de hielo y, sobre ellos, otro recipiente (de cristal o metal, que no sea aislante). Sobre este último echamos la mezcla de agua y chocolate. Remover de un lado a otro con unas varillas. Yo estuve como 10-15 minutos, pero puede ser que acabéis antes. La textura final será similar a una crema de trufa o moca.
  4. Servir en recipientes y dejar enfriar. 
  5. Decorar con lo que se desee (menta, almendras, fresas...) 

6 comentarios:

  1. Jo, qué fácil!!! Y con sólo 2 ingredientes!! Que rico. No he leído el libro ni he visto la peli, pero han entrado ganas! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ester! Es super fácil de preparar. A mi la peli me gusto bastante, aunque es cuanto menos peculiar: llegas a reírte de algunos de los trozos, jeje. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. ¡Que buena pinta tiene! Y me gusta lo fácil que es.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Es muy fácil y te puede sacar de un apuro cuando alguien se anuncia por sorpresa o cuando te invitan a algún sitio para comer y no sabes que llevar de postre :-) ¡Un abrazo muy fuerte!

      Eliminar
  3. Guauuu que nivel hasta con vídeo, viéndolo parece más fácil hacerlo, porque oyéndolo no entendido ni una, ( y voy a clases de English), habrá que hacerlo tiene una pintaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
    chao

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Mamen! Lo bueno de los vídeos de recetas es que aunque no entiendas mucho con la imagen te apañas. Yo una vez vi uno en japones y aquello si que era un poema, jaja.¡ Un abrazo!

      Eliminar

Todos los comentarios desde el respeto son bienvenidos y son parte de tu inestimable contribución al blog. ¡Gracias de verdad!