16 de junio de 2014

Clafoutis de cerezas


Estaba deseando subir esta receta. Desde hace unos días tengo el frigorífico repleto de cerezas porque había que cogerlas antes de que los pájaros dieran cuenta de ellas, así que cuando nos quisimos dar cuenta teníamos cerezas para una buena temporada en el frigo. En mi casa las cerezas desaparecen siempre como por arte de magia, ¡para mis padres son tan o más adictivas que las pipas! A mi me gustan, aunque no llego a sus extremos, así que tuve que buscar una buena receta para aprovechar esas cerezas tan estupendas que dan nuestros árboles y de las que he querido presumir sacándolas en las imágenes junto al pastel :-)

Esta receta, que lleva el nombre "clafoutis de cerezas", es de orígenes franceses se puede hacer con otros tipos de fruta. El resultado ha sido espectacular: un postre no demasiado dulzón, con una masa muy similar a la de los crepes que está deliciosa y que no se puede parar de comer. 
Por lo que he estado viendo en las redes y en distintos blogs, existen muchas formas de hacerla. Entre tanta posibilidad de prepararlas, al final decidí hacer una mezcla entre lo que ofrecía el blog de Estoy hecho un cocinillas y el de Vegetal y tal. Decidí prescindir de la nata porque normalmente no me sienta demasiado bien y aunque la receta original se emplean las cerezas con hueso, yo si las deshuesé para que fuera más simple comerlas. El resultado ha sido excepcional en cuanto al saber, pero también en cuanto a la vista, porque ya sabéis que las cerezas dan mucho color a la preparación y la hacen muy vistosa. ¡Seguro que os encanta!


INGREDIENTES:

  • 450 gramos de cerezas deshuesadas.
  • 125 gramos de azúcar.
  • 125 gramos de harina.
  • 1 pizca de sal.
  • 300 ml de leche.
  • 3 huevos
  • Dos cucharadas de Cointreau u otro licor del estilo.
PASO A PASO:
  1. Lo primero de todo y lo más engorroso es deshuesar las cerezas. El peso final tiene que ser de 450 gramos, sin los huesos, por lo que es necesario comprar más de los 450 gramos que quedarán tras el proceso.
  2. Lavar las cerezas deshuesadas, ponerlas en un cuenco y mezclarlas con 50 gramos de azúcar. Dejar reposar una media hora todo mezclado.
  3. Mezclar la harina, la sal y el azúcar restante. Añadir los huevos, el Cointreau, la leche y batir. 
  4. Precalentar el horno a 180ºC.
  5. Poner en una fuente las cerezas (junto con el azúcar que les hemos echado) y añadir la mezcla anterior, que será bastante líquida.
  6. Dejar 35 o 40 minutos en el horno o hasta que pinchándolo con un tenedor no salgan restos.
  7. Dejar entibiar hasta que pierda el calor, ya que se sirve a temperatura ambiente.
  8. ¡A comer!

3 comentarios:

  1. Que buena pinta!! Me pido un trozo!! (o dos...). Yo compro cerezas cada semana, y no duran nada, están tan ricas!! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que son super adictivas! Este pastel no las desmerece, nosostros apenas hemos podido parar de comérnoslo. Un beso!

      Eliminar
  2. Hola, Eva. Te dejo aquí el enlace de tu nominación para The Best Blog. Espero que te haga la misma ilusión que me hizo a mí cuando me lo dijeron. Besos. http://www.micajaderecetas.com/2014/06/nominacion-best-blog.html

    ResponderEliminar

Todos los comentarios desde el respeto son bienvenidos y son parte de tu inestimable contribución al blog. ¡Gracias de verdad!