6 de junio de 2014

Ensalada con alubias


Ya ha llegado el calor. Hubo unos días en los que parecía que el calor daba un respiro, pero ya ha vuelto de nuevo y es muy probable que sea para quedarse. Así que como pasa siempre cuando llegan estas fechas, las mesas se llenan de ensaladas y platos fresquitos que dan color y alegran nuestras comidas. Pero a veces cuesta compaginarlas con las legumbres, porque estamos acostumbrados a utilizarlas en platos calientes de cuchara, mucho más adecuados para el invierno. Por eso os presento una ensalada con alubias rojas, que no sólo están muy buenas, sino que además aportan mucho color a la ensalada. En este caso las alubias van acompañadas con pepino, tomate, cebolla tierna y huevo. Para aumentar el contenido en fibra le añadí también unas semillas de lino dorado, aunque si no os gustan podéis prescindir de ellas o añadir cualquier otra semilla, como las de amapola o cualquier otra que queráis.


Las alubias rojas las podéis comprar ya cocidas, de las que venden en bote, en cuyo caso tendréis que lavarlas bien bajo el grifo hasta que deje de salir espuma. Si preferís usar las secas, deberéis dejarlas a remojo la noche antes y cocerlas después de acuerdo con las indicaciones del paquete, dejando que se atemperen antes de mezclarlas con el resto de ingredientes.


En cualquier caso, sea como sea, el plato está genial, fresquito para estos días de calor que se nos avecinan. Nosotros ya lo usamos como un habitual y es raro que pasemos una semana sin hacerlo. Espero que os animéis a prepararlo y que os guste tanto como a nosotros :-)

INGREDIENTES:

  • Un huevo duro.
  • Un pepino.
  • 250 gramos de alubias rojas cocidas.
  • Dos tomates pequeños.
  • Media cebolla tierna. 
  • Una cucharada de semillas de lino.

PASO A PASO:

  1. Pelar y partir el pepino en trozos muy pequeños.
  2. Partir también en trozos muy pequeños la cebolla tierna.
  3. Partir también los tomates y el huevo duro. 
  4. Mezclar junto con el resto de ingredientes, añadir el aceite y la sal al gusto.
  5. Dejar reposar y enfriar en el frigorífico hasta que alcance la temperatura adecuada. Sacar y comer fresquita. 

2 comentarios:

  1. Que veraniega te ha quedado esta ensalada!! :)

    ResponderEliminar
  2. Me encantan las ensaladas de legumbres. ¡Tiene muy buena pinta!

    ResponderEliminar

Todos los comentarios desde el respeto son bienvenidos y son parte de tu inestimable contribución al blog. ¡Gracias de verdad!