23 de junio de 2014

Gazpacho de sandía


Hoy toca una receta fresquita fresquita que con el calor que hace ya cada vez apetecen más los platos frescos y refrescantes. De siempre me ha gustado mucho el gazpacho tradicional, bien fresquito como entrante para una comida o bien en una merienda. Así que cuando empezaron a salir distintas variedades del gazpacho tradicional, me emocioné. Y ya para que contaros lo contenta que me puse cuando había un gazpacho que utilizaba sandía, una fruta super refrescante y veraniega. ¡Es el entrante perfecto y está delicioso! 



Este gazpacho se prepara con los ingredientes tradicionales: tomates maduros, pimiento, un diente de ajo, un poco de cebollavinagre y aceite, pero además se le añade sandía que es una fruta que por lo general gusta a mayores y pequeños. Las cantidades que os pongo más abajo son para unos cuatro vasos (aunque depende del tamaño de estos). Una vez que hayáis hecho el primero, podréis modificar las cantidades, añadiendo más o menos ingredientes para adaptarlo a vuestro gusto. Yo no le añadí pepino porque no nos quedaban en casa, pero si tenéis un poco y os gusta, podéis probar a añadirlo. También tened cuidado con el vinagre: un exceso puede fastidiar el plato, así que yo os sugiero que añadáis menos del que yo os he puesto e ir echando si consideráis que le falta más: aunque a mi me gusta tal como está, puede que para vosotros esté en exceso o en defecto. Además, si está demasiado "grumoso" para vuestro gusto, siempre se puede colar, pero tened en cuenta que de esa forma perdéis parte de la fibra y de las propiedades beneficiosas de las frutas y verduras.

¡Recordad! Como todos los gazpachos de este tipo, tiene que estar bien fresquito antes de servir, por lo que lo podéis dejar preparado con un poco de antelación, reposando en la nevera, o bien añadirle cubitos de hielo si llegáis corriendo de trabajar o de la playa y os apetece gazpachito rico. ¡Espero que os guste tanto como a mi!

 INGREDIENTES:

  • 500 gramos de sandía ya limpia (sin piel y sin pepitas en la medida de lo posible).
  • 500 gramos de tomates maduros.
  • 50 gramos de pimiento rojo.
  • Un diente de ajo.
  • 40 gramos de cebolla.
  • 3 cucharadas de vinagre.
  • Una cucharada de aceite de oliva virgen extra.
  • Sal al gusto.

PASO A PASO:

  1. Limpiar el pimiento y partirlo en trozos. 
  2. Pelar el ajo y la cebolla y partir ambos en trozos (no tienen que ser demasiado pequeños ya que van a la batidora).
  3. Si la sandía no está limpia, quitarle la corteza y las pepitas que se puedan. El peso final tiene que rondar los 500 gramos, aunque sino siempre podréis modificar las cantidades del resto de ingredientes.
  4. Pelar los tomates y partirlos en trozos.
  5. Meter todos los ingredientes en el vaso de la batidora y batir hasta que se forme una mezcla homogénea.
  6. Rectificar si se desea cualquier ingredientes (sal, aceite, vinagre...) y servir bien fresquito. ¡A disfrutar del verano!

2 comentarios:

  1. Menudo color!!!!! Que preciosidad, y que bueno!! Este verano lo tengo que hacer si o si, siempre veo recetas de gazpachos diferentes (como sandía o remolacha), pero al final nunca los hago... besos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes que animarte con este, ¡está delicioso! Un beso enorme!

      Eliminar

Todos los comentarios desde el respeto son bienvenidos y son parte de tu inestimable contribución al blog. ¡Gracias de verdad!