7 de julio de 2014

Melocotones de Cieza con vino



Hoy os presento una receta de Cieza, mi pueblo. Una receta de esas sencillas que no entiendes cómo no la hace todo el mundo. Sólo hacen falta melocotones de Cieza y vino tinto. Si queréis añadir otros ingredientes, como un poco de azúcar o una ramita de canela, el postre estará también delicioso pero no son imprescindibles porque así también está buenísimo. 



Para los que no lo sepáis, Cieza es un pueblo de la Región de Murcia acunado por el río Segura y el Cañón de Almadenes. Un pueblo precioso que es conocido a nivel nacional e internacional (no estoy exagerando ni un poquito) por su producción de melocotones. Es muy frecuente ver en distintos puestos de toda la geografía nacional los carteles de "melocotones de Cieza", utilizando así el nombre del municipio como reclamo de buena calidad. Y es que los melocotones son excelentes. Los que yo os pongo aquí abajo (que son los que empleé para hacer el postre) son de mi campo, por lo que veréis que distan de la perfección en la piel que tienen los que llegan al mercado, pero quizá por eso sean de un sabor tan bueno. 


Esta receta se hace como postre o merienda desde siempre en Cieza y ahora en la época en la que los melocotones inundan nuestras mesas se convierten en un clásico de todas las casas. Cuando los niños todavía jugaban en el campo y trabajar antes de los 16 estaba permitido, estos melocotones con vino eran también postre válido para ellos, pero en la actualidad se ha convertido en un placer exclusivo de adultos. Así que no lo dudéis más y a disfrutar de estos manjares de la tierra :-) 


¡Se me olvidaba! También se puede hacer con melocotones que no sean de Cieza pero... el resultado no será el mismo ;-)

INGREDIENTES:

  • Melocotones.
  • Vino tinto (yo utilicé un vino ecológico de Jumilla).
  • También se puede añadir, si queréis, azúcar, canela o un poco de corteza de limón pero no es necesario.

PASO A PASO:

  1. Pelar el melocotón y partirlo en trozos pequeños. 
  2. Meterlo en un recipiente de cristal.
  3. Cubrir con vino.
  4. Dejar reposar en el frigorífico para que se enfríe, al menos un par de horitas antes de comer. Mejor si son 4.
  5. Servir y comer como postre o merienda. Y luego una siesta con este calorcito no va nada mal :-)




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios desde el respeto son bienvenidos y son parte de tu inestimable contribución al blog. ¡Gracias de verdad!