14 de octubre de 2014

Ajonesa vegana


Ya era hora de que esta receta llegara al blog. Pocas cosas hay que me apetezcan más un domingo para comer  que unas patatas al horno, excepción hecha de la paella y la tortilla de patatas. Un buen asado de patatas está delicioso y de un tiempo a esta parte siempre lo acompaño con esta ajonesa vegana. Hasta hace poco siempre hacía una ajonesa normal, sobre todo porque me costó encontrar una leche de soja que no estuviera edulcorada (y que evidentemente estropearía la salsa), pero desde que la encontré... ¡me he hecho adicta! Eso sí, mucho cuidado cuando busquéis la "leche" de soja y mirar en los ingredientes que no contenga ningún edulcorante. Además, tened en cuenta que la bebida tiene que ser de soja, no valen otros tipos de "leches" vegetales.


Como podéis apreciar en las fotos, esta ajonesa tiene un color blanco níveo muy llamativo y que a mi me encanta. Podéis añadirle otros ingredientes, como por ejemplo perejil, o sustituir el aceite de girasol por aceite de oliva si preferís que en el sabor se note más el aceite. La receta que abajo os propongo es la que yo hago, pero modificadla según vuestros gustos. No se corta, o al menos a mi nunca se me ha cortado. 


Por cierto, que el nombre de "ajonesa" (que a mi me resulta tan feo) se debe a que no es alioli, ya que para los más estrictos este está hecho exclusivamente, tal y como su nombre indica, por aceite y ajo. No obstante, en muchos sitios cuando mencionan el alioli se refieren también a las mezclas que incorporan huevos o leche, en cuyo casi este si podría considerarse en alioli vegano. 


INGREDIENTES (para un cuenco mediano):


  • Medio vaso de leche de soja no edulcorada (y mejor si está a temperatura ambiente).
  • Un vaso y un dedo más de otro de aceite de girasol.
  • Una pizca de sal.
  • Una cucharada de vinagre.
  • Dos dientes de ajo medianos (esto al gusto, si os gusta muy picante tendréis que añadirle más, de lo contrario, probarla así o quitarle un poco).

PASO A PASO:

  1. Echa en el vaso de la batidora los dientes de ajo partidos en trozos, la leche de soja y el aceite. 
  2. Mete la batidora al fondo del vaso y, sin moverla, comienza a batir.
  3. Cuando la mezcla empiece a estar emulsionada, añade el vinagre y la sal y sigue batiendo (sin mover la batidora), hasta que se forme una salsa homogénea.
  4. Apartar y comer :-)


2 comentarios:

  1. Que fácil de hacer!! Me apunto la idea! El color blanco es espectacular! Se la haré a mi novio, que es adicto al alioli... ;) Besos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Ester! Es muy fácil y encima no se corta así que no dudes en hacerla. ¡Un besazo!

      Eliminar

Todos los comentarios desde el respeto son bienvenidos y son parte de tu inestimable contribución al blog. ¡Gracias de verdad!