31 de octubre de 2014

Bizcocho vegano de chocolate




Últimamente publico menos de lo que me gustaría. Las prisas y la falta de tiempo me apartan del teclado más de lo que quisiera y desde luego, si habéis opositado alguna vez, sabéis a lo que me refiero: parece que le faltan horas al día. Pero vuelvo por aquí tan pronto como puedo. Esta vez lo hago con un bizcocho vegano de chocolate, que hace las delicias de los parones estudiantiles y me permite (a veces) empezar el día con un bocado dulce. ¡Y es que el desayuno es mi comida favorita del día! Que bien sienta levantarse por la mañana, romper el ayuno y prepararse para empezar el día con energía. Así que cuando quiero endulzarme el día, me pongo la noche antes con las manos en la masa y me preparo este bizcocho vegano de chocolate.


Al ser vegano es también perfecto para los golosos que son intolerantes a la lactosa y al huevo, o para como los que yo, intentamos evitarlos siempre que podemos. Es, junto al bizcocho de zanahoria y nueces (y el que hace Cristina, la mujer de la cantina donde desayuno a menudo y que está de muerte)  mi bizcocho favorito, se me hace la boca agua solo con ver las imágenes :-) 


Si nunca habéis intentado hacer un bizcocho con huevos ni con leche, como me pasaba antes a mi, os animo a estrenaros con esta receta, ¡veréis como cambia vuestra lista de imprescindibles para un bizcocho a la hora de hornear! 

INGREDIENTES:

  • 300 gramos de harina.
  • 175 gramos de azúcar moreno.
  • 1 pizca de sal.
  • 300 ml. de leche de soja (también puede ser agua o cualquier otra leche vegetal).
  • 70 gramos de cacao.
  • Una cucharadita y media de levadura química.
  • 140 ml. de aceite de girasol.
  • 1 cucharadita de vinagre.

PASO A PASO:

  1. Mezclamos la harina con el azúcar moreno, la levadura química, la sal y el cacao.
  2. Añadimos ahora los ingredientes húmedos: el aceite de girasol y la leche de soja o el agua y lo mezclamos bien con un tenedor. Si vemos que quedan grupos, podemos utilizar la batidora. 
  3. Meter en el horno precalentado a 170ºC, encendido arriba y abajo, durante 45 minutos aproximadamente, o hasta que pinchándolo con un palillo no salgan restos.
  4. Dejar enfriar en una rejilla y... déjate deleitar por su sabor. 
¡Qué tengáis buen fin de semana!

7 comentarios:

  1. mmmmm! que buena pinta, te ha quedado perfecto!! Yo también quiero un trocito para desayunar!!
    Los postres veganos son los mejores: ricos y sin sentimiento de culpa posterior ;)
    Besos guapa!!

    ResponderEliminar
  2. Tiene una pinta increíble y de súper húmedo, estoy salivando!! Me lo apunto ya, y además es apto para todos los públicos:)

    ResponderEliminar
  3. ¡Si!! Te puedo asegurar que su sabor está a la altura de su aspecto :-)) Un beso!!

    ResponderEliminar
  4. El corte con aspecto compacto me gusta!!
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaba muy muy bueno, ¡prácticamente no se podía parar! :-))

      Un beso!

      Eliminar
  5. ¿y el vinagre para qué es y cuándo se agrega?

    ResponderEliminar

Todos los comentarios desde el respeto son bienvenidos y son parte de tu inestimable contribución al blog. ¡Gracias de verdad!