21 de noviembre de 2014

Mug cake vegano de chocolate



Ya está aquiiiiii. Si últimamente habéis oído lo de "Mug Cake" y seguíais pensando que qué narices era eso, he aquí la solución a vuestro enigma. Los conocidos como "mug cakes" son bizcochos pequeños, hechos (como su traducción indica) en una taza y preparados de forma exprés en el microondas. ¡En tan sólo un minuto y medio está listo! Hay bastantes recetas circulando por la web, pero el que yo os propongo aquí es un mug cake vegano de chocolate, perfecto para esos días en los que te apetece desayunar un bizcocho pero no has tenido tiempo de dejártelo hecho y te quieres quitar el gusanillo.


Existen muchas variedades de mug cakes, pero el que yo os propongo aquí es el de chocolate, que se note que soy chocolatera empedernida :-)) Además, esta receta es vegana, sin ningún ingrediente de origen animal, con lo que es apto para dietas de intolerantes al huevo y a la lactosa, además de para los que optan por eliminar los alimentos de origen animal de su menú. Eso sí, si este es vuestro caso atención al cacao, pues es relativamente frecuente que incluyan leche en su receta, así que ¡atentos! Luego da rabia llevarlo a casa y ver que no es lo que estabas buscando.



Y ahora, la respuesta a la pregunta clave: ¿sabe igual que un bizcocho normal? Evidentemente no, pero os puedo garantizar que salva bien el tipo y endulza el desayuno la mar de bien. De hecho, yo ya lo he incluido como una opción en los desayunos de fin de semana (que se note también que el desayuno es mi comida preferida del día :-)) así que os aseguro que salva el tipo. Si a eso le unimos que se puede comer perfectamente tibio y que en total serán 5 minutos el prepararlo, contando con el tiempo de sacar y medir los ingredientes y después dejar la cocina recogida, ¡qué más se le puede pedir! 


La única precaución que tenéis que tener es controlar el tiempo del microondas: yo lo he puesto un minuto y medio a máxima potencia del mío, pero mejor probáis con un minuto y si no está listo o veis que no sube (llega a doblar aproximadamente el tamaño que tiene en seco) le dais medio minuto más: mejor probar la primera vez y evitar que se nos queme. 

Y sin  más os dejo la receta, ¡seguro que no lo hacéis sólo una vez!

INGREDIENTES:

  • 3 cucharadas de harina.
  • 2 cucharadas de azúcar.
  • 2 cucharadas de cacao.
  • Un cuarto de una cucharadita de sal.
  • Media cucharadita de levadura.
  • 6 cucharadas de leche de avena (puede ser cualquier otra de tu gusto).

PASO A PASO:

  1. En una taza de desayuno cualquiera, mezclar todos los ingredientes secos (levadura, harina, azúcar, cacao y sal).
  2. Añadir la leche de avena y mezclar todo bien con una cuchara, hasta que se quede una crema muy densa y homogénea (seguramente os cueste removerlo bastante con una cuchara).
  3. Meter en el microondas a máxima potencia durante un minuto y medio. Según el microondas, es posible que este tiempo varíe. Si es la primera vez, probad durante un minuto: pasado ese tiempo deberíais verlo sobresalir un poquito por la taza y haber duplicado (más o menos) el volumen antes de meterlo en el microondas. De no ser así, dejarlo durante medio minuto más.
Comer tibio y... relax.

2 comentarios:

Todos los comentarios desde el respeto son bienvenidos y son parte de tu inestimable contribución al blog. ¡Gracias de verdad!