17 de noviembre de 2014

Trigo con verduras



¡Hola a todos y todas! Hoy vengo con una receta rica rica, para esos días de frío que ya empiezan a abundar. Además, utilizamos el trigo, un cereal que en los últimos años se ha resentido en nuestras cocinas para pasar a consumirse fundamentalmente en forma de pan, relegando así a un segundo plano su versatilidad en los fogones.  

Si os gustaría experimentar con el trigo, en el blog ya hay otras recetas con él: si lo queréis con verduras podéis optar con la olla trigo, o si lo preferís con un toque algo más tropical podéis probar el  kao pad de trigo. No obstante, para la receta de hoy hemos utilizado garbanzos, guistanes y zanahorias, consiguiendo así  un sabor algo más tradicional. Además, no hay que olvidar que al unir en un solo plato cereales y legumbres obtenemos proteínas vegetales de gran calidad, convirtiendo al plato en una comida excelente. 


Además, si os apetece, este plato se puede consumir al estilo del "caldero", es decir, con ajo, que al igual que el resto de la receta es vegano y que ya publicamos en el blog. 

Espero que os guste. ¡Buen inicio de semana a todos y todas!

INGREDIENTES:

  • Un puñado de zanahorias tiernas.
  • Un puñado de guisantes.
  • Un puñado de garbanzos. 
  • 25 gramos de judías verdes.
  • Medio vaso de trigo.
  • 1 hoja de laurel.
  • 1 cucharadita de cúrcuma.
  • Media cebolla.
  • Tres o cuatro granos de pimienta.
  • Ajonesa (receta ya en el blog)
  • Un par de "arbolitos" de coliflor pequeños. 



PASO A PASO:

  1. Dejar a remojo los garbanzos la noche anterior. 
  2. Cuando vayamos a preparar la comida, retiramos el agua a los garbanzos y los ponemos en una olla con agua hirviendo junto con la cebolla, el laurel y la pimienta. Añadir también el trigo y dejar cocer durante aproximadamente  45 minutos en olla exprés.
  3. Pasado ese tiempo abrir la olla (después de la pérdida de presión correspondiente) y añadir las judías verdes, los guisantes, la coliflor, las zanahorias (todo ello previamente lavado) y la cúrcuma, remover y dejar cocer unos 15 minutos más.
  4. Transcurrido ese tiempo, apartar la olla y servir todo en una fuente apta para el horno, procurando no echar demasiado caldo y apartando la cebolla. 
  5. Meter en el honro, precalentado a 170ºC. Lo metemos y dejamos cocer un poco más, hasta que el caldo prácticamente se haya consumido. 
  6. Apartar y servir, comiendo si se quiere con la ajonesa.
¡¡Buen provecho!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios desde el respeto son bienvenidos y son parte de tu inestimable contribución al blog. ¡Gracias de verdad!