5 de marzo de 2015

Batido de pomelo, fresas y yogur


¡¡Buenos días a todos!! De nuevo el fin de semana a la vuelta de la esquina, ¡las semanas pasan volando! Esta semana el cambio de tiempo me ha pillado desacompasada y lo he pagado con un ligero resfriado, así que al tener que subir la dosis de vitamina C he aprovechado y le he echado una foto al super batido que veis en este post. Las fresas están ya llenando las estanterías de los supermercados y es difícil resistirse a la tentación de llevárselas para casa. Así que combinando esas deliciosas fresas con los últimos pomelos que quedan de mi campo, he sacado este batido estupendo. 


No se si os habéis dado cuenta, pero el pomelo es el gran cítrico olvidado. Hace años hubo una moda de pomelo: dietas de pomelo, zumos de pomelo en cafeterías, restaurantes, envasados, concentrados de pomelo... lo que viene siendo un auténtico boom. Pero de un tiempo a esta parte, ha pasado de nuevo al olvido de la inmensa mayoría de nosotros. Quizá sea por su sabor tan ácido, quizá sea porque tenemos otros cítricos a nuestro alcance o quizá sea porque la comida forma también parte de la moda y como en esta, muchas tendencias son efímeras. Sea como fuere, yo lo he rescatado para este batido y lo he suavizado con yogur y fresas, pero manteniendo sus importantes bondades nutricionales que podéis consultar aquí


Además, al batido le he añadido un par de galletas María, que para eso son algo tan nuestro. Bueno, por eso y porque le dan un toque muy rico :-)) De esta forma, el batido queda perfecto para un desayuno o para una merienda fuerte, si acabáis de salir del gimnasio o si tenéis por delante aún cosas que hacer. Si queréis animaros a hacer pruebas, os adelanto que con unas hojas de espinaca también está buenísimo, aunque yo en este caso no le añadí porque no tenía a mano. ¡Animaos a prepararlo! ¡Veréis que bueno!



INGREDIENTES:

  • 1 Pomelo.
  • 8 fresas.
  • Dos yogures de soja.
  • 4 galletas tipo María. 
  • Edulcorante al gusto (opcional, en mi caso no lo utilicé).

PASO A PASO:

  1. Escurrir el pomelo. 
  2. Mezclar el zumo del pomelo, los yogures, las fresas y las galletas en el vaso de la batidora y batir. 
  3. Servir (edulcorado previamente, si crees que le hace falta). 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todos los comentarios desde el respeto son bienvenidos y son parte de tu inestimable contribución al blog. ¡Gracias de verdad!