3 de junio de 2015

Ensalada de pasta, fruta y nueces





Si te pasa como a mi, que sientes que el verano ya está llamando a tu puerta con este calor casi casi abrasador, te habrán empezado a dar también ganas de tomar ensaladas fresquitas. Hoy te traigo una receta de ensalada de pasta un poco distinta a las tradicionales, llena de frutas. Es perfecta para este tiempo, tiene un sabor distinto al habitual y además es ligera, lo que hace que la digestión no sea algo contra lo que luchar en los meses de calor que se nos avecinan. 


Se puede hacer fácilmente con la fruta de temporada (y algún que otro resto de lo que nos sigue dando vueltas por el frigorífico). Basta con añadir a la pasta unas fresas, una manzana, naranja, un poco de rúcula, nueces y queso fresco. Listo. Si te gusta tanto como a mi, pasará a formar parte de tu recetario habitual, ¡ya lo verás!


INGREDIENTES (Para dos personas):


  • 150 gramos de pasta integral.
  • 1 manzana pequeña.
  • 50 gramos de fresas.
  • 1 mandarina.
  • Rúcula.
  • 1 cucharada de orégano.
  • 1/2 cucharadita de pimienta. 
  • 1 puñado de nueces peladas y partidas.
  • Una pizca de sal, aceite y agua para la cocción de la pasta.

PASO A PASO:

  • Pon un litro y medio de agua a calentar. Cuando rompa a hervir, añadele la sal, el orégano y la pimienta. Deja un par de minutos y cuando vuelva a hervir, echa la pasta. Déjala cocer hasta que esté en su punto (8 o 10 minutos suele ser lo habitual, según el fuego).
  • Una vez hecha, saca la pasta, ponla en un colador grande y échale un chorro de agua para que se corte la cocción. Deja escurrir y atemperar. 
  • Mientras, pela y parte la naranja, evitando las zonas blancas. Parte también las fresas. Pela y parte también la manzana en dados pequeños. 
  • Mezcla todo con la pasta, añadiendo también la rúcula, las nueces y el queso fresco partido en daditos. Añade sal y aceite. Deja reposar en el frigorífico y... ¡a comer!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Todos los comentarios desde el respeto son bienvenidos y son parte de tu inestimable contribución al blog. ¡Gracias de verdad!