14 de enero de 2016

Desayuno I: zumo de naranja y copos de avena.

¡¡Bienvenidos de nuevo!!

Espero que vuestros propósitos de año nuevo no hayan caído en saco roto. ¡¡Aún no!! ¿Sabías que dicen que hacen falta 66 días para adquirir un buen hábito? Así que intenta seguir con tus buenos propósitos hasta finales de febrero por lo menos y probamos a ver si es verdad esa teoría. Y si ni siquiera has empezado, mejor tomarse cada inicio de semana como un nuevo inicio del reto. 66 días... ¡dale que no son tantos!


Una de las ideas que tenía para este año en el blog  es precisamente esta: la de ir haciendo una recopilación de desayunos. Y es que la primera comida del día es la más importante y, casi siempre, la más olvidada y monótona, por lo menos para mi. Sobre todo entre semana, cuando vamos corriendo y apenas tenemos tiempo de nada. Pero precisamente por eso, cuando llega el fin de semana, hay que darse un respiro, tomar aire y  disfrutar. Para daros unas cuantas ideas, iré subiendo poco a poco una serie de fotos con desayunos. No tienen por que ser los más bonitos del mundo, ni tampoco siempre los más sanos, pero son distintos inicios de días, distintos comenzares para nuevos episodios. Esta recopilación la incluiré dentro de una nueva sección de desayunos y a la que he decidido darle un toque distinto a las demás, por lo menos en lo que a fotos se refiere. Espero de corazón que os guste. 

Para esta nueva sección y su primera entrada, he aquí un desayuno de zumo de naranja y un tazón de copos de avena, un desayuno perfecto para días calmados, para disfrutar del sol, del tiempo, para descansar o para todo lo contrario. 

 Tazón de copos de avena con nueces y un zumo de naranja. 

Por cierto que una de las cosas que ha cambiado desde que la última entrada del 2015 a ahora es precisamente la que veis en la siguiente foto: adoptamos un cachorro. Así que el pobre no está acostumbrado a verme echar fotos a la comida, el pobre debe pensar que porque tanto interés a un plato que ni siquiera lleva carne :-))) Así que después de estar un rato revoloteando a mi alrededor, decidió que era hora de mirar desde la barrera y se sentó a esperar. :-)


Espero que os guste :-)

4 comentarios:

  1. ¡Tiene muy buena pinta! Me parece genial la idea de los desayunos. No sabía lo de los 66 días para adquirir un buen hábito, lo probaré. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Hola!! Ya sabes, 66 días para todo: para ir al gimnasio, para los buenos hábitos, para estudiar...

      Poco a poco iré mejorando la sección de desayunos. Y ya sabes que si se te ocurre cualquiera, ¡nos gustaría verla!

      Eliminar
  2. Me voy a animar a desayunar diferente, porque al final termino siempre comiendo lo mismo. Y es que soy muyyyyy cafetera.
    Mañana mismo me hago un bowl igualito al tuyo de avena y nueces, con leche vegetal.
    Un besito,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Yo también soy muy cafetera!! Me encanta el olor por las mañanas a café y pararme a ver lo que tengo por delante con un café entre manos, pero como también me gusta tanto el desayuno, me animo y los fines de semana cambio. Aunque luego siempre me acabo tomando un café, jaja. Espero que te gustaran los copos de avena :-)

      Besos!!

      Eliminar

Todos los comentarios desde el respeto son bienvenidos y son parte de tu inestimable contribución al blog. ¡Gracias de verdad!