26 de febrero de 2016

Muffins veganos de arándanos, chocolate blanco y avena



Seguro que habéis vito alguna vez esos muffins que solo con echarles un vistazo te quitan el hipo. Y seguro que alguna vez has pensado también si podrías comerte uno sin tener luego tanto remordimiento de conciencia. Pues fruto de esa mezcla de pensamientos está este pecado capital que te traigo hoy. Si te pasa como a mi, harás una tanda de muffins a ver que tal y luego irás corriendo a por más ingredientes para volver a hacer otra tanda todavía más grande que la anterior, porque están de muerte y desaparecen volando. 


Además, estos muffins están hechos con arándanos, esas falsas bayas que nos llegan desde Norteamérica y que poseen interesantes propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Reconozco que solía pensar que los arándanos eran la fruta de aquellos que no tienen ni fresas ni moras cerca y se tienen que quitar las ganas con otra cosa, jajjaja. Pero no, ahora que los he probado entono el mea culpa y me declaro fan de esta fruta, que está bien rica y que combina perfectamente con estos muffins. Para prepararlos les he añadido también copos de avena y muy poca azúcar, así como un poco de chocolate blanco fundido que les da un sabor estupendo. Si en lugar de fundir el chocolate con la leche preferís añadirlo en trozos, el resultado será más amable a la vista: prometo añadir alguna foto en cuanto vuelva a tener una remesa lista. 



En todos los casos he utilizado ingredientes veganos, empleando como sustituto del huevo al no-egg, pero si no tenéis a mano este producto podéis sustituirlo por una mezcla de puré de plátano y manzana o solamente por uno de los dos. Yo nunca añado plátano, porque el destino quiso que fuera intolerante y sólo con olerlo se me eriza todo el cuerpo, hahaha! Animáos a prepararlos este fin de semana y me contáis que tal la receta, ¡sólo necesitan 25 minutos de horno!

INGREDIENTES (para 6 muffins grandotes):

  • 75 gramos de harina normal.
  • 75 gramos de harina integral.
  • No-egg (el equivalente a dos huevos:).
  • 1 cucharadita y media de levadura.
  • 50 gramos de azúcar morena.
  • 125 ml de leche de avellana.
  • 1 vara de vainilla.
  • 35 ml de aceite de girasol suave.
  • 75 gramos de arándanos. 
  • 50 gramos de copos de avena + unos pocos para decorar.
  • 45 gramos de chocolate blanco vegano.

PASO A PASO:

  1. Calienta la leche y añade la vara de vainilla abierta, dejando hervir un par de minutos. Pasado ese tiempo, retiramos la vara de vainilla y añadimos el chocolate blanco en trozos, mezclando bien hasta que se integre. Dejamos entibiar la mezcla.
  2. En un bol añadimos los dos tipos de harina, el azúcar, los copos de avena y la levadura y mezclamos con una cuchara.
  3. Añadimos a la mezcla anterior los ingredientes líquidos: la leche mezclada con el chocolate, el aceite y el no-egg preparado (o los huevos, si es que has decidido hacerlo con huevos). Mezclamos bien hasta que se forme una masa homogénea. 
  4. Echamos parte de los arándanos, dejando los justos para decorar por fuera y mezclamos.
  5. Los echamos en los moldes de muffins y decoramos con los arándanos y los copos de avena restantes. 
  6. Metemos en el horno, precalentado con anterioridad a 180ºC y los dejamos aproximadamente 25 minutos. Pasado ese tiempo, pinchar con un palillo y este sale limpio, dejarlos enfriar. Luego sencillamente comer :-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todos los comentarios desde el respeto son bienvenidos y son parte de tu inestimable contribución al blog. ¡Gracias de verdad!