11 de febrero de 2016

"Yogur" de anacardos



¡Feliz día a todos! ¿Qué tal lleváis esta mitad de semana? Yo ando ya contenta porque huelo el viernes cerquita y porque por fin esta semana he conseguido empezar una dieta un poco más sana. Llevaba desde navidad en una espiral mala, mala, de comidas en exceso, demasiados dulces y alimentos poco nutritivos que al final hicieron que mi cuerpo colapsara y me pidiera un poco más de salud, no sólo físicamente, sino también en su vertiente mental. Así que me he decidido ir marcando pautas para poco a poco volver al equilibrio, porque seguro que alguna vez os ha pasado lo mismo que a mi: haces tantas cosas mal que luego intentas cambiarlas todas de golpe y te resulta imposible. Acabas abrumada ante tanto cambio y al final, sin saber muy bien como, desistes y vuelves a la espiral. Por eso el primer paso para volver a encontrarme mejor conmigo misma y con todo el mundo, ha sido retomar las riendas de lo que como, que ya andaba descarriada en el camino. Ese es el motivo por el que me puse a buscar por la web, para encontrar mejores desayunos y alternativas a los postres y meriendas poco favorecedores y entre todo lo que me ofrecía la web, me decanté por este delicioso "yogur" de anacardos. 



La receta original la encontré en distintos blogs, de los que destaco dos: el cautivador "Lala Kitchen", a quien no podéis dejar de seguir porque es una inyección pura de alegría y felicidad, y el blog de "Mis recetas anticancer" de la inspiradora Odile Fernández. Si nunca habéis visto ninguno ¡¡no esperéis más!! Vais a acabar enamorados de ambas <3 Así que fruto de una mezcla de ambos, me decidí a probar el yogur de anacardos, a ver que tal. Y la verdad.... ¡¡está delicioso!! mucho más bueno de lo que pensaba en un principio. No me mal interpretéis, pero eso de un "yogur" de anacardos... ¿de verdad? ¿Pero los anacardos no se comían fritos? jaja, que ingenua yo. 

Como podréis ver, queda con una cremosidad estupenda y nada arenoso: tiene todos los ingredientes para convertirse en el perfecto "yogur". Y siempre pongo las comillas porque, efectivamente, no es un yogur como tal, puesto que carece de lácteos. Pero si que se asemeja mucho en su textura y en la concentración de los ya tan populares probióticos. ¿Qué más se puede pedir al respecto?


Tal es el resultado de este "yogur" que me he decidido a hacer más pruebas de este tipo. Poco a poco iré subiendo al blog las que mejor resultado den :-)) Ya me contaréis si os gusta y que tal os sienta. Veréis que es lo más parecido a un pecado permitido :-)


INGREDIENTES (para dos yogures pequeños, como el de la foto): 

  • 120 gramos de anacardos crudos (yo los conseguí en Ecomuesli) .
  • 100 ml de agua (+ el agua que haga falta para ponerlos a remojo).
  • 2 cápsulas de probióticos (a la venta en cualquier herbolario).
  • 1 cucharadita de vainilla.
  • 1/2 cucharadita de semillas de lino.
  • Una pizca de sal.

PASO A PASO: 

  1. Deja los anacardos a remojo, totalmente cubiertos de agua, durante un par de horas. Puedes hacer lo mismo con las semillas de lino, aunque estas deberán estar más tiempo a remojo: aproximadamente unas ocho horas. Sino tienes tiempo, puedes prescindir del remojo de las de lino, pero no de los anacardos. 
  2. Pasado ese tiempo, elimina el agua del remojo y ponlo todo en el vaso de la batidora: las semillas de lino, los anacardos, el agua, la sal y la vainilla. Abre las cápsulas de probióticos y añádelas también. 
  3. Bate hasta que quede todo bien integrado.
  4. Echa el yogur en unos recipientes y tápalos. Deja reposar en una yogurtera o en el horno a 40º durante unas horas. Si vives en el sur y el tiempo es cálido, no te hará falta ni yogurtera ni horno: con el tiempo que hace, dejándolos a temperatura ambiente unas 4 o 5 horas en verano será suficiente :-) A esa temperatura, los probióticos podrán crecer y darán su toque especial a nuestro "yogur".
  5. Pasado ese tiempo, puedes guardarlos en la nevera y tomarlos en los próximos días. O, si no te resistes, también puedes tomarlos en ese mismo momento :-). Verás como están deliciosos. 
¡¡Que paséis un día estupendo!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todos los comentarios desde el respeto son bienvenidos y son parte de tu inestimable contribución al blog. ¡Gracias de verdad!